miércoles, noviembre 12, 2014

Propósitos y "To Do list"

Ya falta poco para el fin de año y aunque ya tengo muchas cosas en marcha se me ocurrió poner en escrito algunas extras, recordando un post de hace muchos años...

Entre lista de propósitos y lista de pendientes, más específicamente, las cosas que sí o sí, llueva, truene o relampaguee voy a conseguir en este año que viene.


Hacer funcionar este primer paso que estoy dando de tener algo mío. Estoy cansada de trabajar en lugares donde se quieren aprovechar de mí en lo económico o en el trato personal. Si de todas maneras voy a trabajar sola, prefiero tomar todo lo que he aprendido y lanzarme a hacer algo para mí.
Me muero de miedo y eso es algo que le admito a muy pocas personas, me aterra porque si bien una parte mía está segura que funcionará, me aterra la idea de que algo vaya mal y esto se caiga, pero sé que debo creer en mí misma porque nadie más lo hará, esto es algo mío y ahorita no tengo más apoyo que el de mis dos pies, pero con eso me basto y sobro. Si algo me ha probado este tiempo es que puedo seguir adelante y soy más fuerte de lo que alguna vez imaginé.

Viajar.  Me muero de ganas, siempre he querido conocer muchas partes de Europa, pero eso es algo que tendrá que esperar un par de añitos más. Por el momento he decidido aceptar una oferta familiar e ir a visitar a parte de mi familia que no veo hace años. Aún no decido si viajaré sola y sé que mis primas y mis primos tienen mil cosas que hacer y yo estaré de visita, pero con internet y mapas... no me asusta (tanto) viajar sola. Tengo la oferta de una gran amiga que sabe por lo que estoy pasando y me dijo para ir conmigo,  tentador pero aún no lo sé. Lo único decidido es que me voy mínimo una semana máximo dos porque tengo obligaciones y que posiblemente pase mi cumple por allá. Necesito un nuevo comienzo, algo más drástico que el que ya estoy avanzando y necesito un cambio. Es lo mejor para mí y lo haré.

Aprender (ahora sí) a manejar: Mi coordinación ojo mano (y ojo, mano, pies) nunca fue tan buena... mi trauma de manejar no viene de eso... viene de un profesor de una academia de manejo que era demasiado "amigable" con el que tenía que practicar y pasó de halagos a hacerme sentir muy incómoda al "enseñarme" cómo debía pisar los pedales y no se le ocurrió mejor manera que agarrar mi pierna (que al ser verano se encontraba en shorts) con sus manos para moverla y "demostrar" cómo debía moverla yo. Yo era demasiado inocente simplemente no dije nada y nunca más volví a hacer clases en ese lugar y con ese profesor. Mi trauma no me quedó necesariamente de manejar sino de que alguien ajeno a mí me enseñe. Creo que entre mi coordinación y mi trauma esperaré que llegue mi hermanito (el más paciente de mis dos hermanos mayores) de visita y le pediré que me enseñe a manejar el carro automático je je je

Aprender cosas nuevas. Hace muchos años jugué un poco con la idea de una maestría en psicología, pero con los años y la experiencia me di cuenta que no es algo que me convenza o me convenga. Este campo al que me dedico está lleno de psicólogas y de obstetrices. Yo quiero llevar cursos de psicología pero sin entrar por completo a ese mundo, quiero mantener lo que me resalta y me hace ser yo pero continuar especializándome en más cosas dentro de mi área y crear un nuevo ambiente para alguien más como yo. Los tropiezos en varios lugares me han ayudado a crecer y saber qué quiero y cómo manejar las cosas. No va a ser fácil pero va a salir, yo lo sé.

Ser más feliz. Yo soy feliz conmigo y con mi vida, actualmente, he superado cosas y me he levantado otra vez, más fuerte, con mis heridas grandes pero más fuerte. No quiero olvidarme lo que soy, ni de cómo he llegado hasta aquí. Quiero recordarme a mí misma que cada día tengo muchos motivos para ser feliz y que soy feliz conmigo misma así.

Conocer a más gente. Algo difícil, cuando trabajas en un área 99% dominada por mujeres. Tengo buenas amigas pero a veces hace falta el punto de vista masculino para relajarse y divertirse un poco más. Así que les doy permiso y carte blanche a mis amigas de incluírme en X planes y presentarme a toda la gente posible.

Cuidar más de mi salud. Estoy regresando a mi talla. Estoy sintiéndome mejor y el ejercitar me ayuda a desfogarme y a desestresarme, pero soy una vaga para el gimnasio sin compañía, así que buscaré clases de algo específico y por el resto... correremos, correremos... :)

Escribir más. Nunca quise dejar mi espacio y sigo sin  tener grandes originales ideas, pero debo mantener la costumbre para no "oxidarme" (pero luego de enviar mi lap a reparar para no obtener tendinitis o túnel carpiano por este teclado de marras).


Si algo más se me ocurre lo agregaré... por ahora esto es lo más importante :)

domingo, octubre 19, 2014

Recuentos de (casi) fin de año

Hoy leí el status de una buena amiga que decía "se acaba el año y con él se va desde ya todo lo que no me suma...". Me identifiqué bastante porque resume muchas cosas a las que he estado dándoles vueltas los últimos días especialmente.



Ya se acaba el año... este horrible año que me ha hecho llorar y asustarme en exceso por muchas cosas, que aún me trae algunas lágrimas... no recuerdo la última vez que he llorado tanto por tanto tiempo, que he tenido que ir a trabajar con lentes para disimular mis ojos hinchados y que aún hay canciones que no puedo escuchar... Se va este horrible año y con él se desprende una parte del pasado porque no la puedo seguir manteniendo y sintiéndome mal por lo que hice o no hice o por las cosas que hubiese querido hacer diferente cuando aún tenía oportunidad de recuperar aquello que siempre me dolerá haber perdido. Necesito seguir adelante por mi, aunque mi nuevo comienzo se de, no de la manera que yo quisiera, se tiene que dar y de hecho ya se está dando, y para que sea nuevo comienzo y sea realmente empezar de nuevo, necesito dejar atrás los errores del pasado, no olvidarlos sino aprender de ellos para no volverlos a cometer; sé que no los volveré a cometer y esa certeza es la que en cierto modo me da tranquilidad. Y tengo que dejar de sentirme mal por las cosas que no puedo deshacer, aprender de ellas y ganarme mi nuevo comienzo, como estoy tratando de hacer, por mi.

Se acaba el año y está empezando a caminar mi proyectito, que tiene en planes muchos años, que no me sentía segura para lanzarme a hacerlo sola, pero sola lo estoy comenzando, porque para mí es importante hacer esto sin que lo hagan por mi. Toda mi vida la misma cantaleta "no puedes ser como..." "no puedes terminar como...", yo jamás he querido depender de nadie porque aún cuando me caía y me hacía daño no era "cómo te sientes" sino "ahora, tengo que perder tiempo llevándote al médico y qué te van a decir y voy a tener que estarte llevando a todos lados...". Este año tuve un pequeño gran susto que resultó no ser nada según los análisis y mi doctora, pero fue mi gran susto y yo solo con la ayuda de mis dos pies y mi fuerza de voluntad me fui al médico a que me revisen y analicen y me digan qué me pasaba... los apoyos que hubiese querido tener no estaban... la persona que creí que se preocuparía... estaba distante... pero me probé a mí misma que sí puedo sola, y bajo esa premisa aquí estoy, asustada porque pese a que dentro de mí sé que funcionará mi proyecto, siempre queda la duda "y si no?". Pero tengo que lanzarme a la piscina, tengo que jugármela en ese y en otro asunto más y saber que puedo... así que aquí andamos.

Este proyecto mío que está por empezar antes que se acabe el año también implica soltar lo que no funciona: Un trabajo que no me gusta, que más me estresa y me pone de mal humor.
No por lo que hago, yo amo mi trabajo con los niños, incluso con los papás que algunos no son tan receptivos o que me provoca decirles a veces: Señor ríase, SON-RÍA es una broma (y bastante inocente y tranquila por cierto).  En realidad el lugar donde trabajo no es malo, tiene sus problemas porque no es un centro educativo por lo cual muchas cosas escapan de mi control y a mí me estresa no tener control de mi espacio en el trabajo. Puedo salirme totalmente de la clase que tenía planeada pero que me alteren el espacio donde hago mi clase me estresa, el tener que preocuparme por cosas que no deberían ser motivo de preocupación eso me estresa.
Mi jefa me da mucha libertad y eso es positivo, lo malo es que nunca la veo y las personas con las que me veo obligada a compartir espacio de trabajo me han declarado la guerra y tener gente que nada tiene que hacer metiéndose en mi clase, eso me estresa y, honestamente no me pagan tan bien como para hacer el sacrificio de pasar tanto tiempo en el tráfico, gastar en taxi cuando se hace tarde... todo para llegar a un lugar donde lo único bueno son mis niños.
No vale la pena así que el año terminará y, salvo algo cambie para bien allá, esa chamba se irá. Y esperemos que para entonces mi proyecto esté rindiendo en algo aunque sea...

Las cosas que no me suman se irán... gente que no vale la pena buscar, se irá. Gente que he ido recuperando se quedará... y si mi nuevo comienzo no sale completamente de la manera que quisiera, tendré que decir "nunca más" a algo en específico, para levantarme nuevamente y seguir mi curso.
El 2015 ya llega pronto y sé que este nuevo año me dará algo bueno, al menos en lo laboral. Lo demás... is under construction...

Como siempre le digo al nuevo año cuando va a llegar... Bring it!

domingo, setiembre 21, 2014

Un recuento de algún tiempo...

Estos últimos meses he navegado en un mundo raro... y este año ha sido en definitiva complicado... hacia su mitad bastante feo pero creo que poco a poco me estoy recuperando...

Este año no ha sido de mis mejores pero estamos mejorando. Me perdí a mí misma pero, quizás por un shock tan grande que ojalá no hubiera tenido, encontré el paso que me faltaba para recuperar mi camino. Y ahora que estoy de vuelta en él estoy segura que con todo lo que tengo, ya no me volveré a perder.

Este año ha sido extraño. Mi cumpleaños fue bueno y malo, bueno porque los días previos pude divertirme, malo porque el día mismo me sentí muy triste por la falta de algo o mejor dicho de alguien, que me hizo demasiada falta. Tuve una caída muy fea que me limitó y me puso más nerviosa al empezar en un nuevo trabajo al día siguiente... pero al menos recibí uno de los mejores regalos aún cuando el detalle que más esperaba jamás llegó... mis sobrinos hermosos, que los mega adoro porque su mamá es tan especial para mí, es una hermana para mí, es mi hermana aunque en realidad no lo sea... mis ahijados de ya 4 años y medio, vinieron a apachurrarme y llenarme de amor. En esta época tan jodidamente complicada que he pasado y en mis momentos más tristes, no sé qué hubiese hecho sin ellos, ese amor de niños tan inocentes y dulces que me quieren porque soy su tía y saben que los adoro, es lo mejorcito de mis días.

*********
En definitiva es bueno recuperarse. He recuperado amigas y amigos con los que he vuelto a tener una amistad muy bonita. Me volví a pelear con un ex que cada día me convence más que no sabe ser amigo y aunque me dio algo de pena... simplemente ahora no me importa.

Conversaba con mi manito hace poco y con una amiga y su cercano cumpleaños. Como ella tuvo su mini depre al cumplir los 30 y ahora que va a cumplir 31 se siente emocionada. Pese a que los últimos dos años han sido difíciles, y que los últimos dos meses han sido complicados. Ahora me siento más tranquila.
No me aferro a nada pero siento que los dos últtimos años me han hecho en cierta forma más fuerte, que he conocido más de mí misma, que los dos últimos meses aunque quisiera que no hubieran sido así, me han hecho reenfocarme y aprender que tengo que luchar por lograr las cosas que quiero.
Tengo mi proyecto, que ahí anda, avanzando a paso lento pero seguro, es algo que quería hacer desde hace como 6 años fácil y los últimos dos años me han dado la experiencia y la seguridad que me hacía falta para saber que, una vez que empiece, ya no me voy a perder de mi camino y de una manera o de otra va a funcionar y lo mejor, que será mío, con algunos apoyos externos económicos, pero la mayor parte puramente mío, y eso me emociona. Siempre he querido escapar esa mala imagen de esa sombra que toda la vida me han dicho "no seas como ella...". Ahora me siento mejor.

********

Sé que quizás no todo lo que quiero sea posible pero estoy aquí para dar pelea y a mis 32, habiendo ya entrado bien a la treintena, me siento mejor, me siento tranquila, me siento más contenta con mi vida, aunque sé que me gustaría agregar un detalle importante extra para ser más feliz, me siento bien. De hecho ahora entrada en mi treintena siento que hago las cosas y que incluso me veo mejor que en mi veintena. Sé maquillarme y vestirme mejor (aunque nadie me quita mi ropa cómoda, sigo siendo feliz con zapatillas o botas sin taco) siento que incluso volteo más miradas cuando camino en una discoteca cuando aún es temprano, me siento más segura de mí y de mis opiniones y sé lo que quiero. Así que aquí estoy, y no me iré sin dar pelea para al menos intentar lograr lo que quiero en todos los aspectos. Sigo en mi lucha y ya no me volveré a perder, sólo espero que las oportunidades me favorezcan y en el caso de aquellas oportunidades que no dependan de mí únicamente... espero que me las den.

Sigo siendo yo, sigo confiando en mis instintos, sigo desconfiando de personas cuya presencia me altera porque es muy difícil que eso pase, pero me siento más tranquila porque no me pienso rendir sin dar pelea. Mi proyecto es una parte de mi lucha, la otra parte "ya veremos". Por ahora sólo sé que por fin me siento más estable o al menos siento que voy en ese camino y que no me volveré a perder. Si bien los últimos dos meses han sido "malos" en un aspecto... son parte de mi lucha y de ese "veremos". Yo sé lo que quiero y sé que tengo que esforzarme y trabajar por ello.... aquí andamos... al menos recuperando mi "cyber journal". Aquí seguimos en la lucha y no me rendiré sin pelear...